Ictus Cerebral

Ictus cerebral

Cada año, 800.000 estadounidenses sufren un ictus cerebral.El ictus cerebral, o accidente cerebrovascular, ocurre cuando el flujo sanguíneo es interrumpido, impidiendo el acceso de oxígeno y glucosa necesarios para las células cerebrales, lo cual puede hacer que las células cerebrales mueran o resultan dañadas. En algunos casos, los síntomas pueden manifestarse en otras partes del cuerpo controladas por células cerebrales afectadas, aunque el ictus también puede ser el resultado de un daño cerebral, incapacitación a largo plazo o incluso muerte.


Ataque isquémico transitorio (AIT) o mini derrame cerebral se produce cuando el flujo sanguíneo se ve obstruido durante un periodo de tiempo corto y el daño a las células cerebrales no es de carácter permanente. En dichos casos, es fundamental poder identificar la raíz para así evitar futuro casos.
Centers for Disease Control and Prevention, “Stroke facts,” cdc.gov, 2016 http://www.cdc.gov/stroke/facts.htm

Diagnóstico


Diagnóstico de pacientes hospitalizados y ambulatorios post-ictus a través de una monitorización cardio a largo plazo y estudio carotídeo con el fin de identificar sus causas y los riesgos de accidente cerebrovascular o mini derrame cerebral y así determinar posibles tratamientos y modificaciones en el estilo de vida para prevenir futuros accidentes.

Tratamiento


  • Control y diagnóstico de pacientes hospitalizados y ambulatorios post-ictus
  • Asesoramiento sobre hábitos de estilo de vida
  • Tratamiento de las causas subyacentes
  • Medicamentos: tratamiento antiplaqueta, terapia coagulantes